>

¿Qué pueden hacer las empresas para ayudar a poner fin a la esclavitud moderna?

29 agosto 2016

Linda Kromjong, Secretaria General de la Organización Internacional de Empleadores (OIE), explica por qué la OIE está plenamente comprometida a erradicar el trabajo forzoso en todas sus formas y qué tipo de contribución pueden aportar las empresas.

©lisakristine.com

La esclavitud moderna es un negocio enorme. Un estudio de la OIT constató que genera ganancias anuales de más de 150.000 millones de dólares, lo cual equivale a la suma de las ganancias de las cuatro empresas más rentables del mundo.

“Lo que es significativo es que reconocemos que se trata de un desafío que, nosotros en calidad de empleadores, tenemos que abordar juntos. Apropiarnos del tema, mencionarlo con énfasis. Diciendo que sigue siendo un problema”, declaró Linda Kromjong.

Los representantes de los empleadores votaron por una abrumadora mayoría a favor de la adopción del Protocolo sobre trabajo forzoso de la OIT en 2014. La OIE y la OIT produjeron además un manual dirigido a los empleadores y las empresas para hacer frente al riesgo del trabajo forzoso y la trata de personas en sus prácticas comerciales y en las cadenas mundiales de suministro.

En esta entrevista, Linda Kromjong explica cuáles medidas pueden adoptar los empleadores para reducir y erradicar el trabajo forzoso en sus empresas.