En mayo 2014, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas nombró a la jurista internacional especializada en derechos humanos, Urmila Bhoola, Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud incluidas sus causas y consecuencias. En el marco de sus funciones, ella se ocupa de cuestiones relacionadas con la esclavitud tradicional, el trabajo forzoso, la servidumbre por deudas, la servidumbre de la gleba, la esclavitud infantil o en condiciones similares, la servidumbre doméstica, la esclavitud sexual y el matrimonio servil.

Ex Jueza de la Corte de Trabajo de Sudáfrica, Urmila Bhoola asumió el cargo después de veinte años de experiencia como abogada en los ámbitos del derecho laboral y de los derechos humanos, una carrera al servicio de los derechos humanos y la igualdad de género recompensada con numerosos premios.

Nos reunimos con la Relatora Especial para saber más sobre lo que se está haciendo para combatir la esclavitud.

La función de la Relatora Especial

Su trabajo, explica Urmila Bhoola, implica visitar países y presentar un informe sobre si están cumpliendo con las obligaciones legales para poner fin a la esclavitud, como establecen los acuerdos internacionales.

urmila-shaking-handsReunión con Hadijatou Mani Korau quien presentó un caso de esclavitud ante el Tribunal de CEDEAO, Níger

“Es difícil no involucrarse emocionalmente”, dijo. “Al mismo tiempo, comprendes que es necesario hacer mucho más, pero sabes que las cosas evolucionan lentamente. Cada vez que me parece estar en un callejón sin salida, recuerdo la desesperación de las personas que encuentro y esto refuerza mi determinación de aportar un cambio positivo en sus vidas”.

Los desafíos

Al preguntarle cuáles son los desafíos que enfrenta en su función, Urmila Bhoola señaló dos cuestiones centrales.

“Uno de los principales desafíos para un relator, es comprender cómo los países se esfuerzan por respetar los acuerdos internacionales y si han adoptado leyes nacionales que prohíben la esclavitud. Si los países ya disponen de leyes, entonces es necesario identificar en qué medida están siendo implementadas.

urmila-el-salvadorVisita a El Salvador. Reunión con los trabajadores de la zona costera

El otro desafío es garantizar que las recomendaciones formuladas por el relator, una vez finalizada su visita al país, sean prácticas y se adapten al contexto. El relator sugiere cambios en las políticas y leyes nacionales, y ayuda a identificar los ámbitos que pueden mejorarse, como su marco institucional y la asignación de recursos”.

El Protocolo sobre trabajo forzoso 

Poco tiempo después de asumir su cargo, la Organización Internacional del Trabajo adoptó el Protocolo sobre trabajo forzoso, un tratado jurídicamente vinculante que requiere que los países que lo ratifican adopten nuevas medidas para luchar contra la esclavitud moderna en todas sus formas. Hasta la fecha, diez países lo han ratificado.

“El Protocolo sobre trabajo forzoso es importante porque complementa las Convenciones de las Naciones Unidas y proporciona las bases para hacer frente a la explotación laboral y sexual. Además, abarca el trabajo forzoso a las cadenas mundiales de suministro, y para mí este es un aporte significativo al marco jurídico y político internacional, ya que ofrece orientación tanto a los gobiernos como a las empresas sobre las medidas prácticas que pueden ser adoptadas para luchar contra el trabajo forzoso”, agregó Urmila Bhoola.

“No obstante, no basta simplemente ratificar el Protocolo. Los Estados además deben garantizar la aplicación efectiva e inmediata de las obligaciones a fin de prevenir futuros abusos y explotación, proteger a las víctimas y garantizar que tengan acceso a medidas de compensación, así como castigar a quienes obligan a las personas a trabajar en condiciones de esclavitud. La ratificación conlleva el deber de informar sobre las medidas adoptadas para implementarlo”.

ODS Meta 8.7

En 2015, los líderes mundiales adoptaron los Objetivos de Desarrollo 2030: 17 objetivos interrelacionados y 169 metas asociadas para guiar el desarrollo mundial.

En la Meta 8.7 los líderes se comprometieron a “adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas modernas de esclavitud y la trata de seres humanos y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados y, a más tardar en 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas”.

Es un objetivo ambicioso, pero Urmila Bhoola considera que puede ser alcanzado gracias al lanzamiento de la Alianza 8.7.

“La Alianza 8.7 es una asociación mundial que moviliza los recursos, los conocimientos, las competencias y las capacidades de múltiples actores, incluyendo los gobiernos, las empresas, los trabajadores, las ONG y los investigadores, a fin de coordinar los esfuerzos desplegados a nivel nacional, regional y mundial dirigidos a alcanzar la meta 8.7.

Para los países, la ratificación del Protocolo sobre el trabajo forzoso es la primera etapa para alcanzar la meta. En la medida en que más países implementen el Protocolo y se concentren en el trabajo decente como una solución, estoy convencida de que podremos alcanzar la Meta 8.7”.

Todos podemos ayudar

Con 21 millones de personas atrapadas en trabajo forzoso en el mundo, Urmila Bhoola pone de manifiesto que todos pueden contribuir a ponerle fin.

“Es indispensable que las personas comprendan que las formas contemporáneas de esclavitud siguen existiendo en nuestra sociedad. Todos pueden aprender qué es la esclavitud, cómo se manifiesta y las formas que asume. Con frecuencia, las personas víctimas de la esclavitud están ocultas, invisibles a la vista de todos, y trabajan en lugares informales que son difíciles de localizar. Si somos más vigilantes frente a las formas de explotación que existen, seremos más conscientes y podremos actuar.

Como consumidores, podemos ayudar a garantizar que los bienes y servicios que adquirimos son producidos en condiciones decentes, sin explotación ni formas extremas de explotación que dan origen a la esclavitud.

Poner fin a la esclavitud depende de nosotros”.

Urmila Bhoola participa a una reunión de alto nivel ‘Revealing the Child Faces of Modern Slavery’ (Revelar los rostros infantiles de la esclavitud moderna), organizada por el Alto Comisionado de Derechos Humanos en ocasión del Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, el 2 de diciembre. El evento tendrá lugar en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra.