>

Lesotho, determinado a luchar contra la esclavitud moderna

9 agosto 2019

El 22 de agosto de 2019, Lesotho pasó a ser el 37º país en ratificar el Protocolo de la OIT sobre trabajo forzoso, en virtud del cual se compromete a adoptar medidas eficaces de protección, prevención y acceso a la justicia.

 

Photo: Chiemgau Biking

©lisakristine.com

Lesotho pasa a ser el 37º país del mundo, y el noveno de África, que ratifica el Protocolo sobre trabajo forzoso, en virtud del cual se compromete a adoptar medidas eficaces encaminadas a la erradicación de todas las formas de trabajo forzoso, incluidas la trata de personas y la servidumbre por deudas. En particular, Lesotho debe prevenir el trabajo forzoso, proteger a las víctimas y velar por el acceso de estas a la justicia, así como garantizarles las indemnizaciones pertinentes.

La trata de personas está prohibida de acuerdo a la Ley contra la trata de personas de 2011. Recientemente, Lesotho ha fortalecido su marco jurídico e institucional mediante la aprobación en 2018 de su Ley de inmigración, que prevé el establecimiento de un Comité multisectorial para supervisar todas las cuestiones relacionadas con la trata de personas. En 2014, Lesotho adoptó su primer Marco estratégico y Plan de acción a nivel nacional contra la trata de personas, sustituido por un nuevo Marco estratégico y Plan de acción para el período 2018-2023. El Gobierno de dicho país ha adoptado asimismo varias medidas para mejorar la protección y la asistencia de las víctimas de la trata de personas, en particular mediante el establecimiento de un centro de acogida para dichas víctimas, financiado por el Ministerio del Interior.

Según estimaciones de la OIT, 25 millones de personas en todo el mundo son víctimas del trabajo forzoso. La presente ratificación contribuye a alcanzar el objetivo de la campaña 50 for Freedom de conseguir que por lo menos 50 países ratifiquen el Protocolo sobre trabajo forzoso. También facilita el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2030 y pone de manifiesto la colaboración de Lesotho en el marco de la Campaña de ratificación del centenario de la OIT.