>

Côte d’Ivoire renueva su compromiso con las normas internacionales del trabajo

12 diciembre 2019

El 1º de noviembre de 2019, el Gobierno de Côte d’Ivoire ratificó el Protocolo de la OIT relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso, situando en 41 el número de ratificaciones de dicho instrumento.

Foto: Jbdodane

©lisakristine.com

“La ratificación del Protocolo refleja una de las prioridades del Gobierno: mejorar las condiciones de vida y de trabajo”, dijo Pascal Kouakou Abinan, Ministro de Empleo y Protección Social de Côte d’Ivoire.

El Director General de la OIT, Guy Ryder, acogió el hecho favorablemente: “Al ratificar el Protocolo relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso, Côte d’Ivoire reafirma su empeño en promover y hacer efectivos los derechos fundamentales en el trabajo y en erradicar el trabajo forzoso definitivamente.”

Con esta ratificación, Côte d’Ivoire ha vuelto a demostrar su firme compromiso con la adopción de medidas efectivas y duraderas contra toda forma de trabajo forzoso u obligatorio, incluida la trata de personas.

Según estimaciones de la OIT, casi 25 millones de personas son víctimas de trabajo forzoso en el mundo, de ellas, casi el 14 por ciento vive en África. Dicho de otro modo: en África, de cada 1000 personas, 2,8 son forzadas a trabajar.

Hasta la fecha, 41 países han ratificado el Protocolo, incluidos 10 países de África. Con arreglo a este instrumento, los gobiernos deben adoptar medidas efectivas para prevenir el trabajo forzoso, proteger a las víctimas y garantizarles acceso a acciones jurídicas de reparación apropiadas y eficaces.

En 2016, Côte d’Ivoire promulgó leyes sobre la trata de seres humanos en las que se estipulan medidas de prevención, sanciones a los tratantes, y protección y asistencia a las víctimas. Las leyes contienen definiciones detalladas de lo que constituye el delito de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y trabajo forzoso. Gracias a ello, en abril de 2017, se creó un comité nacional contra la trata. Côte d’Ivoire también ha trazado una estrategia nacional contra la trata y un plan de acción nacional para 2016–2020.

La ratificación de Côte d’Ivoire da prueba de un compromiso renovado con las normas internacionales del trabajo, y se produce con ocasión de la celebración del centenario de la fundación de la OIT. Asimismo, promueve la consecución de la meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre la erradicación del trabajo forzoso, y de las formas contemporáneas de esclavitud, la trata de seres humanos y el trabajo infantil.